Tienda online de productos relacionados con piratas

Los piratas molan, ¿a que sí? La sensación de libertad; que nadie te diga lo que tienes que hacer, cómo tienes que hacerlo. Ni tampoco cuándo ni con quién. También el mar y los barcos nos gustan (sin olvidarnos del ron). Si te identificas con todos estos sentimientos has aterrizado en la tienda correcta.

¿Quiénes eran los piratas?

Los piratas fueron muy temidos durante los siglos XVII y XVIII, por todo el mundo. Cualquier marinero honrado era susceptible de comenzar a relacionarse con la piratería. Unido al sentimiento de libertad y la despreocupación con la que vivían los piratas (también el ron), estaba el miedo a ser atacado por ellos, por lo que había quienes cambiaban de bando. Pero ese camino se podía recorrer en ambas direcciones, pues también hubo grandes corsarios trabajando a las ordenes de reyes.

¿Eran tan malvados?

Los piratas eran conocidos por robar, saquear, atacar barcos, asesinar, etc… Unos diablos, vamos. Pero eso no es lo que nos atrae de ellos (aunque muchas veces hayamos tenido ganas de hacer cosas peores). Para algunos la piratería fue su única salida para enfrentarse a diferentes circunstancias. Por otra parte, hubo hijos de importantes piratas que nacieron como tales, y la piratería era el único mundo conocido para ellos. Por no hablar de marineros traicionados, que decidieron cobrarse venganza acometiendo actos salvajes contra los que un día fueron sus aliados.

Algunos grandes piratas

Hubo importantes señores de la piratería. Algunos tenían flotas enteras de barcos trabajando bajo su pabellón. Se podría decir incluso que poseían auténticos ejércitos. Sin lugar a dudas, las zonas controladas por éstos eran lugares a evitar por la mayoría de los marineros. Entre los más famosos podemos encontrar a: Barbanegra, Calico Jack Rackham, Henry Morgan o Bartholomew Roberts. Incluso hubo famosas mujeres como: Mary Read y Anne Bonny.